top of page

Desayunos para iniciar el día con energía

Siempre hemos escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día, y ¡es cierto! Ya que es la primera comida después de un largo período de ayuno, así que lo más conveniente es que nuestro desayuno incluya alimentos que nos proporcionen energía suficiente para afrontar la jornada de la mejor forma posible.

Si por la mañana sientes que no tienes “combustible”, y te cuesta mucho comenzar el día quizá te estén faltando algunos nutrimentos en esa primera ingesta del día.

Muchos no le dan la importancia de desayunar bien para tener energía durante todo el día. Estamos acostumbrados a beber una taza de café de prisa, o icluso salir de casa con el estómago vacío.



Los mejores desayunos engloban un aporte equilibrado de los siguientes nutrimentos:


1. Hidratos de Carbono (Carbohidratos)

Para tener más energía es fundamental consumir carbohidratos saludables, es decir, fuentes de glucosa que el cuerpo transforma en combustible.

Lo bueno de estos alimentos es que nos mantienen con fuerza por mucho más tiempo y no aportan demasiadas calorías, pero hay que quemarlas.


2. Proteínas

Lo ideal es ingerir proteínas con bajo contenido de grasa y/o batidos de fruta, sobre todo en verano, para aportarle al cuerpo los nutrimentos que necesita y comenzar el día con las baterías bien cargadas.


3. Lácteos

Incorporar lácteos en el desayuno será muy importante.  Si no consumes leche de vaca, las alternativas vegetales como la leche de almendras, avena o soya son una excelente opción para evitar las grandes cantidades de grasa y colesterol de los lácteos (sobre todo los enteros) o si eres intolerante a ellos. 


Desayunar como corresponde tiene beneficios que no imaginas. No solamente calma el apetito, sino que también activa el metabolismo y evita el exceso de consumo durante el día.

A diferencia de lo que se cree, un desayuno suficiente permite bajar de peso y reducir la ansiedad, siempre y cuando se elijan alimentos saludables.

Si eres de los que “no le entra tanta comida temprano” puedes empezar por pequeñas porciones para ir añadiendo cantidades poco a poco generando la adaptación necesaria.

Otro punto importante será evitar las cenas muy pesadas y abundantes, es ideal, consumir tu último alimento del día dos o tres horas antes de ir a la cama. Así el cuerpo se levantará con esa necesidad de energía y será más fácil elegir un desayuno completo.

No desayunar cada mañana obliga al cuerpo a usar sus energías de reserva y no precisamente la grasa corporal. 


Aquí te presentamos 5 alimentos para desayunos energéticos.


Quizás te parezca demasiado ingerir 5 ingredientes diferentes tan temprano. Comienza poco a poco y con el paso del tiempo, te darás cuenta de los beneficios de un desayuno proteico y bajo en lípidos. 

En cuanto a los alimentos que no pueden faltar en tus desayunos encontramos:


1. Café

Aunque intenten demonizar esta bebida, lo cierto es que consumida en su medida justa puede ser de gran ayuda para aumentar la energía.

La cafeína tiene la capacidad de mejorar el estado de ánimo e incrementar el rendimiento mental. Además reduce la sensación de cansancio y fatiga y podría disminuir el riesgo de sufrir ciertas afecciones, tal y como afirman diversos estudios.

Pero ten cuidado con las cantidades, consumir más de dos tazas al día, puede producir ansiedad y afectación al sistema nervioso.


2. Frutos secos

Son muy ricos en proteína vegetal, grasas no saturadas, muy saludables y fibra. Si bien aportan una buena cantidad de calorías, también son saciantes y evitan que tengas hambre a las pocas horas.

Los frutos secos tienen vitamina E, magnesio y manganeso, ayudan a reducir el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardíacas y son un aliado perfecto para el yogur o la leche.


3. Huevos

Un huevo en el desayuno mejora la función cerebral, equilibra los niveles de colesterol y evita el consumo de calorías adicionales durante el día.


4. Semillas de lino

También llamadas linaza, son pequeñas semillas, pero con un gran aporte nutricional. El lino aporta ácidos grasos omega 3, vitamina B1, fibra y magnesio (entre otros minerales).

Una cucharada de estas semillas mezcladas con el jugo de fruta o el yogur reduce la glucosa sanguínea y el colesterol.


5. Avena

La avena es uno de los imprescindibles del desayuno por el aporte energético. Se puede consumir combinado con yogur o leche, en forma de licuado o galletas.

Te aporta fibra, hierro y magnesio. Pero, sin duda, una de las principales virtudes de la avena es que proporciona mucha saciedad.


Otros alimentos que debemos incluir en el desayuno son:

  • Yogur natural sin azúcar (mejor si es griego)

  • Fruta fresca (en forma de jugos, de batido o entera)

  • Requesón

  • Té verde (para reducir la cafeína)


Tips para hacer desayunos balanceados 

  • Planea con anticipación tu desayuno: no requieres mucho tiempo para desayunar saludablemente. 

  • Procura elegir alimentos frescos y saludables:  es importante considerar que hay un periodo de ayuno previo. 

  • Prefiere hidratos de carbono complejos. 

  • Un poco de fruta siempre cae bien. 

  • Que sea saciante pero no abundante y pesado. 

  • Evitar comer en la calle. 

  • Que sea bajo en azúcar y en grasas saturadas (frituras o comida rápida). 

  • Evitar alimentos industrializados.



Sigue los consejos y

¡Prepara tus desayunos súper energéticos!

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page